Reforma laboral y posible gürtel a la aragonesa

Hemos tenido conocimiento en nuestra Delegación como varias trabajadoras de los centros del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) están soportando la persecución y la presión que la actual contrata de limpieza ejerce sobre ellas, con sanciones de 30, 50 días, etc. de suspensión de empleo y sueldo; reducciones arbitrarias de jornada; cambios distintos de horarios (después de 10 años de ir de mañana se les obliga a ir mañana y tardes, sin que se hayan producido cambios que lo justifiquen).

Y todo esto con el apoyo, e incluso petición  por parte de las direcciones de los centros, en colaboración estrecha con la supervisora de la referida empresa en los IASS. Persona que, a pesar de los concursos públicos de contratación, lleva muchos años (salvo un breve periodo de 11 meses) como supervisora en los centros del IASS.

¿Qué motivos puede haber? Aquí conectan reforma y trama. Limpiadoras y la federación del ramo de CC.OO., vienen denunciando ante los responsables del IASS (consejera, director provincial) y ante la autoridad laboral (inspección de trabajo) irregularidades en la contratación. Como represalia, estas trabajadoras vienen denunciando, a las mismas instancias,  persecución en forma de amenazas, injustas sanciones, cambio en las condiciones de trabajo, reducción presión por parte del personal del IASS y de la empresa, …. Las irregularidades detectadas fueron, en primer lugar, un importante desfase de horas (más de 2000) con lo establecido en el pliego. Algo que, a su juicio, supone trasvase de dinero público a una empresa privada  y deterioro del servicio (se trata sobre todo de centros de día para mayores).Más grave consideran  el consentimiento (explícito o implícito) de los funcionarios responsables de estos centros.

La persistencia en esta persecución les hizo pensar que algo más debía haber cuando se tomaban tantas molestias. Curiosidad que les llevaría a descubrir nuevas irregularidades como contratos de sustitución por menos horas de lo establecido,… Pero sería la imprudencia de alguna dirección la que les llevó al meollo: unas clausulas de mejora de esta empresa, por un importante valor económico, que hace que la actual empresa sea siempre la mejor valorada y la elegida. Mejora que se incumple sistemáticamente, lo cual puede dar lugar a diversos delitos: “apaño” en los concursos, malversación de fondos en unos gastos que debería realizar la concesionaria (y se cargan a los presupuestos del IASS) etc. 

Por ello, por la indefensión y rabia que sienten estas trabajadoras; porque entienden que ahora con la reforma laboral sus derechos, en caso de despido, aunque sea improcedente, van a verse  mermados, recogemos y formulamos esta penosa situación, esperando que la opinión pública sea conocedora y ejerza un efecto positivo.

Delegación Diocesana de Pastoral Obrera

para compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *